quarta-feira, setembro 22, 2021
InícioÁfrica e sua diásporaAfro-europeusSeveriano de Heredia, el primer alcalde de París

Severiano de Heredia, el primer alcalde de París

Severiano de Heredia Nacido en Cuba en 1836, de nacionalidad española, parisino de adopción desde los 10 años, fue nombrado presidente del consejo municipal de París en 1879, un cargo equivalente al del alcalde actual

Antes que Anne Hidalgo, la recién elegida alcaldesa de París nacida en Cádiz, Severiano fue el primer alcalde de origen español, tal y como ha publicado la revista francesa Historia en su número de abril. Apodado despectivamente el “negro del Elíseo“, “Baboula” o incluso “Chocolat” por su color de piel, el escritor y político nacido en Cuba, de nacionalidad española, parisino de adopción, republicano y anticlerical, se convirtió en el presidente del consejo municipal de la capital de Francia en agosto de 1879, un cargo equivalente al de actual alcalde de París, todo un logro para un mulato de origen extranjero en la todavía colonial y racista Europa.

Severiano nació el 8 de noviembre de 1836 en Cuba, y tras la muerte prematura de sus padres -Enrique de Heredia y Beatriz de Cárdenas- fue adoptado por su padrino, Ignacio de Heredia, que le envío a estudiar a Francia a los diez años y que falleció también en 1848.

Entonces, con apenas doce años, creció bajo la tutela de la esposa de su padrino, Madeleine Godefroy y se educó en el colegio Louis Le Grand. En 1857 comienza a escribir poesía en la Revue du París, al tiempo que colabora como crítico literario en L’Harmonie, en donde aprovecha, además, para dar sus primeros pasos como articulista político. En sus textos elogia a Víctor Hugo y su oposición a Napoleón III y el Segundo Imperio, y expresa su deseo de “cambios profundos”.

Como consecuencia de la Derrota de Sedán el 1 de septiembre de 1870 y la paz con Prusia que ponía fin a la Guerra franco-prusiana y al Segundo Imperio de Napoleón III -aunque el armisticio se firmaría en enero de 1871-, se proclama la Tercera República tres días después y Severiano pide la nacionalidad francesa que obtiene ese mismo mes.

Después del aplastamiento de la Comuna de París en mayo de 1871, inicia su carera política en las filas de la Unión Republicana con un ideario anticlerical, y se presenta por el barrio de Ternes a las municipales. El 13 de abril de 1873 consigue en las urnas un asiento en el consejo, donde destaca como defensor de la escolarización universal y laica.

Cinco años después, en los que participa en diferentes cargos de responsabilidad del ayuntamiento es elegido presidente del consejo municipal en 1879, equivalente del actual alcalde, cargo en el que permanece hasta febrero de 1880. Se había perfilado como el “candidato de la administración“ tal y como le define la prensa, por su amplio conocimiento del funcionamiento interno de la política municipal.

Un año después es elegido diputado de la cámara por Unión Republicana y en 1887 es nombrado ministro de Obras Públicas en el malogrado gobierno de Maurice Rouvier, un cargo efímero, ya que se disolvió tras un escándalo financiero que obliga a dimitir a Rouvier y al Presidente de la República Jules Grévy.

Después de otra legislatura como diputado por la Izquierda Radical. En 1893 abandona la política tras no ser elegido para la cámara y se dedica al estudio de la Literatura. Fallece en París en 1901 a los 64 años, después de una brillante carrera.

Foto: Reprodução/ Balisto Bleu

RELATED ARTICLES