PANAMÁ – En ocasión de los Censos Panamá 2010 / Antecedentes


ANTECEDENTES:

Actualmente no existen estadísticas recientes de la población afropanameña, sin embargo fuentes no oficiales señalan que está entre el 68% al 70 % de la población total de la república. Un estudio realizado por el Instituto del DNA y del Genoma Humano de la Universidad de Panamá, bajo la conducción del Dr. Tomás D. Arias, da luces sobre la gran influencia del grupo negro, desde el punto de vista genético en la población panameña. Las conclusiones de este estudio indican que la población panameña “es única y diferente entre todas las que conforman las Américas. En la población general de Panamá, el 36.6% de los genes del fondo común tienen un origen negro, el 34.9%, un origen indígena y el 28.5%, proviene de blancos”.

 

Estos datos no deben asombrarnos. Históricamente, desde que fueron traídos los negros al Istmo han superado en número al resto de los habitantes nuestro país.

 

Los negros llegaron al Istmo en dos oleadas. La primera, cuando fueron traídos directamente de Africa, y cuyos descendientes -según los denominan algunos historiadores- son conocidos como afrohispanos o negros coloniales. Los nativos africanos fueron traídos como esclavos a costas panameñas procedentes de diversas áreas culturales. Existen evidencias de la llegada de miembros de las tribus de Minas, Carabalíes, Papo, Angola, Mondongo, Congo, Mozambique, Mandingo, Chalá, Lucumíes, Arará, Biafras, Cancanes, Cuangos, Baluntas y Bambaras, entre otras.

 

Los afrohispanos, en su proporción más grande, habitan en lugares como la isla San Miguel (en el Pacífico), en Antón, Santa Marta, Parita (en el centro del país), Puerto Armuelles (en la frontera con Costa Rica) y en las provincias de Colón, Darién y Bocas del Toro.

 

En la historia panameña ocupan un lugar preponderante los negros que lucharon en las montañas contra los españoles, tales como “Bayano”, “Felipillo” y “Antón de Mandinga”.

 

La tradición más reconocida entre los negros coloniales es el Congo, la cual constituye más que un baile; es catalogada como una religión, que levanta su “palenque” en las dos o tres semanas que anteceden al carnaval, hasta el miércoles de ceniza. Este baile surge en el periodo de la esclavitud y el mismo es un espacio para compartir los ideales de libertad y organizar las fugas de los esclavos. Esto se daba durante un día a la semana: el domingo, día en que los esclavos se sentían libres y así lo expresaban en sus cantos para olvidar el maltrato y el dolor, animados con gritos y tambores africanos. En la actualidad, los “negros congos” en sus bailes y ritos recrean su historia y la constante lucha por recuperar la libertad.

 

La trata del hombre negro y la mujer negra fue prohibida en España en 1820. Al año siguiente, el Istmo de Panamá se independiza de España y se anexa a la Gran Colombia, cuyo senado votó una ley el 21 de julio de 1821, la cual fue aplicada en el Istmo de Panamá en 1822. Esta ley establecía que todo niño esclavo nacido después de esta fecha debía ser considerado libre y educado por el amo de la madre hasta los 18 años de edad.

 

A partir de ese momento, se inicia la desaparición de la esclavitud, hasta su abolición definitiva el 1 de enero de 1852. Consecuentemente, en los siglos XVII y XVIII se percibe la participación de la etnia negra en oficios notariales, militares, eclesiásticos, herreros, carpinteros, peluqueros, sastres, orfebres, plateros y ebanistas.

 

La segunda oleada se da en la época de la construcción del Ferrocarril y del Canal de Panamá, cuando llegan negros procedentes de Las Antillas, que se han denominado afroantillanos. En este periodo, el aporte de la etnia negra aumenta en el Istmo de Panamá, cuando se descubre oro en California, Estados Unidos de Norteamérica, por la necesidad de construir un ferrocarril Transístmico entre Panamá y Colón, a donde en 1850 llegan millares de obreros afrocaribeños.

 

Cuando llegaron a Panamá, los afroantillanos vivieron en la Zona del Canal, en Rainbow City, The Heights, Camp Coiner, en el Atlántico, y en Paraíso, La Boca , Red Tank, Gamboa, Pedro Miguel y Frijoles, en el Pacífico. Luego de la firma del Tratado Remón-Eisenhower firmado entre Panamá y Estados Unidos se eliminan estas comunidades y los antillanos tuvieron que mudarse a la ciudad de Panamá, incrementando la población en los barrios de El Chorrillo, Río Abajo, Parque Lefevre y Pueblo Nuevo, en donde algunos de sus descendientes aun habitan en la actualidad.

 

Más millares de obreros y familias afrocaribeños llegan a Panamá durante la construcción del proyectado Canal a nivel bajo la dirección del francés Ferdinand de Lesseps, en 1880.

 

La mayor parte de los obreros afrocaribeños, la principal mano de obra de la llamada “Gran Zanja” (Westerman 1980, Conniff 1985), y “una de las más espectaculares maravillas de la ingeniería” (Newton), llegan a Panamá bajo contrato con los norteamericanos que construyeron el Canal de Panamá entre 1904 y 1914.

 

Es así que la población afrodescendiente en Panamá, según datos de la Oficina del Censo, en 1911, indica que de los 341,000 habitantes en nuestro Istmo, el 56.99% eran morenos derivados, es decir migrantes; 14.54% eran negros; 14.02% era indígena; 13.76% eran blancos; y 0.69% eran amarillos. El Catálogo Histórico de Estadística Panameña 1907-2003 revela que los censos demográficos de 1920, 1930, y 1940 recogieron información sobre el origen étnico y racial de la población. A partir de 1950 esta variable de desagregación desaparece de los Censos.

 

*Extracto del NFORME ALTERNATIVO ANTE EL COMITÉ PARA LA ELIMINACIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN RACIAL (CERD) preparado por: Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas y sus miembros: Red de Mujeres Afrodescendientes Profesionales y Empresariales, Comité Panameño Contra el Racismo, SAMAAP, ONECA-Panamá (Febrero 2010).

 

Fonte: Lista Racial

+ sobre o tema

O rapper que une orgulho negro e gay nas suas letras

A música é um espaço ideal para expor modos...

Atletas que cometerem crimes de racismo devem ser proibidos de jogar, defende secretário baiano

O Secretário de Relações Internacionais do governo da Bahia,...

‘Perco de 2 kg a 2,5 kg a cada ensaio da Portela’, diz Vânia Love

Não gosta de academia de ginástica? Vá sambar. Esta...

Escola de percussão na Maré oferece esperança de futuro sem violência

Projeto, que acontece desde 2011, já formou cerca de...

para lembrar

Caçadores africanos vêem monstro na floresta

Descrição do animal e restos encontrados na floresta indicam...

Para protestar contra o colonialismo, ativista congolês retira artefatos de museus

No início de uma tarde de junho, o ativista...

Usain Bolt inspira jovens atletas cariocas durante treino no Rio

Cristina Indio do Brasil  Agência Brasil O encontro com o...
spot_imgspot_img

‘Está começando a segunda parte do inferno’, diz líder quilombola do RS

"Está começando a segunda parte do inferno", com esta frase, Jamaica Machado, líder do Quilombo dos Machado, de Porto Alegre, resumiu, com certo desânimo, a nova...

Cientistas revelam mistério por trás dos antiquíssimos baobás, as árvores da vida

Cientistas afirmam ter resolvido o mistério em torno da origem dos antigos baobás. De acordo com análises de DNA, as árvores teriam surgido pela primeira...

Coletivo Kukuru Itan realiza oficina gratuita de teatro de Nanã para idosos durante o mês de junho

Com a missão de valorizar a identificação de idosos racializados, sobretudo negros, o Coletivo Kukuru Itan criou a oficina de teatro de Nanã, que acontece durante o mês...
-+=